Delicatessen

Fotografía sublime de alimentos. Reflexión sobre la tendencia Food Porn

Antes de reflexionar sobre nada vamos a estar seguros de qué estamos hablando. El Food Porn es una fotografía que nos muestra un plato con una majestuosa, espectacular e incluso glamurosa presentación. El goce está en la contemplación de la fotografía (de un plato que posiblemente nunca comeremos y, -seguramente- no cumpla las expectativas de sabor que su imagen proyecta), tanto que ya hay más fotos de comida que de, hasta ahora la reina de las imágenes en internet: pornografía.

Tarta de fresas estilo california

¿Cómo hemos llegado aquí? Sin duda, las redes sociales, en especial las dedicadas a las fotografías (Flickr, Pinterest, Istagram, Fancy etc, etc) han contribuido enormemente a la difusión de esta tendencia. Pero ¿qué se esconde detrás de esto?  Como apunta Simon Davis (en Unhealthy eating is new fad in US)  la Food Porn está propiciada por  la industria alimenticia que está sacando provecho de una reacción en contra de la comida sana, baja en calorías,  a favor de comidas grasas, azucaradas y con un gran potencial que obstruye las arterias. Lo que no es más que darle la razón a aquel refrán que dice: la comida entra por los OJOS. De ahí que la llamada pastelería decorativa haya cogido un impulso estratosférico.

tarta foodporn

¿Qué ocurre en el cerebro humano cuando ve una fotografía Food Porn? Simple y meramente: placer. En un estudio del Doctor Francisco Mora se afirma que el placer, la recompensa, y la evitación del daño y el dolor son el centro del mundo biológico (Los Laberintos del Placer en el Cerebro Humano, Alianza Editorial, 2006). Es un goce inútil, que sin embargo, está presente en la naturaleza. Un chocolate derretido sobre un helado de vainilla, con los colores del chocolate y la vainilla bien diferenciados, con enfoque macro que convierta en sublime la imagen del postre, hace que nuestro cerebro aísle lo que ve en la foto, del resto del mundo. Por unos instantes la realidad se deforma. Ya no hay comensales, no suena la tele, no tenemos prisa por coger el autobús… El plato lo es todo. Lo vemos a vista de hormiga. El horizonte está regado por una fusión de los elementos -dulces elementos- en un baile paralizado por la fotografía. Y por unos segundos (nano segundos diría yo) experimentamos un placer comparable con el instante previo a la culminación del acto sexual. Esto se produce porque el chocolate y la vainilla nos gustan, conocemos sus sabor, pero nunca lo ponemos como únicos elementos de nuestra existencia.

Un Chef Lunático advierte que, conseguir una fotografía enmarcada en la tendencia del Food Porn, no es nada fácil. Por ello, juicios de valor aparte, hemos de elogiar al fotograf@ que lo consiga, y objetivamente, contemplarlo como un logro más en el camino por controlar todos los niveles sensoriales que rodean al ser humano.

hamburguesa pornfood

Anuncios

2 pensamientos en “Fotografía sublime de alimentos. Reflexión sobre la tendencia Food Porn

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s